Aunque los hombres trabajen, una pequeña cantidad de actividad física baja la presión de la sangre, mejora los nieles de colesterol y aumenta la circulación.