Los refuerzos contra el COVID son seguros